La naturaleza y tú

Las mariposas me susurraban
que te habían visto despertar
y que tus ojos querían cerrarse
y tu voz no acababa de sonar.

Las flores me confesaban
que todo aquello era verdad
y que en tus sueños hablabas
y anhelabas felicidad.

Una rosa en particular
me ha contado que me quieres,
pero ¿cómo me voy a fiar?
Todos saben que las rosas mienten.

Anuncios
La naturaleza y tú

Lo entiendo

“Ya lo entenderás”,
dices siempre.
Y puedo ver rápidamente
cómo es tu corazón quien habla
porque alguien lo rompió
sin siquiera pedir perdón.

Y yo no digo nada,
pero pienso que lo sé.
Que conozco el engaño
y la maldad,
que conozco lo pronto
que desaparece la felicidad.

Y quiero susurrarte
que yo te quiero de verdad
y quiero abrazarte con fuerza
para que veas que no voy a escapar.

Y quiero decirte
que te quiero por quien eres
y no por quien pareces,
sin importar tu estado de humor.

Y quiero decirte
que te querré por siempre
aunque acabe el amor.

Lo entiendo

Lo siento

Lo siento, no voy a sonreír.
No quiero engañarte
y fingir que soy feliz.

Lo siento, no voy a llorar.
No voy a mostrarte
cómo me siento de verdad.

Lo siento, voy a callar.
Sé que no te importa
toda esta oscuridad.

Siento todo esto,
siento el misterio,
la confusión.
Siento quererte
y tener que pedir perdón.

Lo siento

Aceptación y perspectiva

DSC_0007.JPG

¿Es egoísta imaginarse como protagonista de una historia? Espero que no. En un mundo como el nuestro, donde es fácil sentirse insignificante, el único medio de escape es la imaginación. Entonces, ¿sería egoísta que yo, en mi propia mente y con mi imaginación me viera como la protagonista de una historia que haya creado? A mí me parece bastante justo.

Creo que a veces me siento culpable por ciertos pensamientos que tengo por este mismo motivo. Siento que preocuparme por mí misma es egoísta, cuando simplemente es lógico. No sé muy bien de dónde viene esta sensación, pero me parece que he convivido con ella durante mucho tiempo.

Me he dado cuenta de que, a veces, el único obstáculo en el camino soy yo. Por eso intento ver las cosas con perspectiva y darme cuenta de la realidad, para poder aceptarme de una vez por todas y lograr aquello que me proponga. Porque no soy egoísta, solo tengo ambiciones como cualquier otro ser humano en la faz de la Tierra.

Aceptación y perspectiva

2016: Año nuevo, blog nuevo

DSC_0008

Cada vez que miraba mi anterior blog, había algo que no me hacía feliz. Quizá, me decía, era yo; pero no. Siguiendo ese cliché de comenzar de cero sin mirar atrás al empezar el año, he decidido no resignarme con un blog que no me gustaba. Y por eso estoy aquí.

¿Qué publicaré? Poesía, mucha poesía. Toda la que sienta que deba transmitiros, escrita por mí. Reflexiones sobre la vida y, a veces, críticas.

¿Cuándo publicaré entradas? Cuando pueda. Eso no significa que esta vaya a ser la única entrada en todo el año, sino que no voy a escribir cada día por aquí.

De momento, eso es todo. Feliz año nuevo, que sea mejor que el anterior.

2016: Año nuevo, blog nuevo